Prevención de la disfunción eréctil

Publicado por

El tema de prevención de la disfunción eréctil, tarde o temprano, acaba siendo relevante para cada hombre. ¿Será que podemos prevenir la aparición de este problema?

A modo de la prevención del trastorno eréctil se deben seguir algunas recomendaciones:

  1. El abandono del alcohol y de la nicotina. El abuso del tabaco y de las bebidas alcohólicas empeoran la condición de los vasos sanguíneos y son una de las principales causas de la impotencia a una edad temprana.
  2. La alimentación equilibrada. El equilibrio de los elementos nutritivos en la dieta es la base de la salud, longevidad y del poder sexual.
  3. Tomar multivitaminas teniendo en cuenta la edad y las necesidades del cuerpo. Para normalizar las funciones de las glándulas sexuales, se recomienda tomar vitaminas que contienen los ácidos grasos omega-3.
  4. Llevar una vida activa. Las actividades deportivas, los paseos regulares al aire libre no sólo fortalecen el sistema inmunológico, sino también contribuyen a la normalización de la vida sexual de un hombre.
  5. Observar el equilibrio entre el trabajo y el descanso, dormir bien.
  6. Evitar las situaciones estresantes: en casa, en el trabajo, en relaciones con amigos y familiares.
  7. Mantener una relación armoniosa con la pareja, saber resolver las situaciones conflictivas a tiempo.
  8. Llevar una vida sexual regular. Eliminar todos los factores desagradables a la hora de la intimidad. Realizar las fantasías sexuales en un ambiente cómodo.
  9. Mantener la higiene sexual. Los expertos no aconsejan aficionarse a la masturbación y al coito interrumpido como método anticonceptivo. Estas situaciones impiden que el hombre disfrute plenamente del sexo con la pareja y pueden causar impotencia prematuramente.
  10. La prevención de las enfermedades de transmisión sexual: el uso del condón, la fidelidad a la pareja. Las enfermedades infecciosas de los órganos genitales (incluida la prostatitis) son una de las causas principales de la disfunción eréctil.
  11. El tratamiento oportuno de cualquier enfermedad genitourinaria.
  12. El control y la terapia de las cardiopatías existentes, los vasos sanguíneos, la columna vertebral y otros órganos.
  13. El control de peso y su regulación si es necesario.
  14. El control de la presión arterial, colesterol y glucosa. Exámenes médicos regulares para la un diagnóstico oportuno de patologías.
Content Protection by DMCA.com